oknosesiesansiedad
 
  La pagina de bienvenida
  Como superar a la ansiedad
  Las grandes Claves para Vencer a la Ansiedad
Como superar a la ansiedad

¿Alguna vez has sufrido las consecuencias de vivir con ansiedad? ¿Te gustaría poder superarla para vivir más tranquilo, sentirte pleno y feliz, y recuperar esa salud y energía que has estado perdiendo?

He comprobado en base a mi experiencia, que la ansiedad te roba mucha energía. Y también he descubierto una técnica muy sencilla para combatir y superar la ansiedad. Esta técnica ha funcionado muy bien para mí, y sé que funcionará para ti si la aplicas correctamente.

Antes de pasar a esta técnica, te quiero explicar cuál es la principal causa de la ansiedad. La mayoría de las veces es provocada por algún factor interno o externo que cause tensión. Esto puede ser alguna preocupación, asuntos pendientes, una decisión próxima importante, el estrés, la culpa o remordimiento, entre otros.

La ansiedad produce mucha actividad en el sistema nervioso y una tensión constante que es difícil de ser percibida. Se puede manifestar en forma de sudoración, palpitaciones rápidas y dificultad para respirar, todo esto se refleja en una debilidad constante, falta de energía y otros malestares. También puede producir dificultad para dormir y para concentrarse.

¿Cómo se puede combatir y superar la ansiedad?

Si analizas cuidadosamente, descubrirás que a fin de cuentas, la ansiedad es vivir excesivamente en el pasado o en el futuro. Es por eso que la ansiedad NO existe en las personas que se enfocan en disfrutar cada momento al máximo.

Si tratas de descubrir qué es realmente lo que te hace sentir ansioso, te darás cuenta de que en el fondo, se trata de una preocupación sobre algo que puede ocurrir en el futuro, o algún remordimiento por algo que ya quedó en el pasado.

Hace algún tiempo iba caminando hacia mi trabajo y empecé a sentir un escalofrío recorriendo mi cuerpo, mis manos se empezaron a adormecer y sentía mis piernas pesadas, como si ya no quisieran caminar más. Además tenía muchas dificultades para respirar, por más esfuerzo que hacía, parecía que algo impedía que el aire entrara a mis pulmones. Todo esto terminó en una debilidad general en todo mi cuerpo.

Después de algunas horas, cuando me sentí mejor, me puse a analizar lo que había pasado, y lo que descubrí, me dejó impresionado. Resulta que en días anteriores se me había estado acumulando el trabajo y muchos asuntos pendientes, también había estado pensando en errores y malas decisiones que había tomado. Además, estaba por tomar la decisión de terminar la relación con mi pareja, porque ya no estaba funcionando.

Esa mañana se me juntó todo. No dejaba de pensar en el pasado, en todos los pendientes por hacer, y en la gran decisión que tenía por delante. Mis pensamientos pasaban de un asunto a otro, del pasado al futuro, y sin llegar a ninguna conclusión. No estaba realmente viviendo el momento presente, y por eso se presentó esa ansiedad tan fuerte.

Desde ese día empecé a hacer pequeños cambios para superar mi ansiedad. Me enfoqué en vivir más en el presente, en no preocuparme, en eliminar la culpa de mi vida, organizar mis tareas pendientes para trabajar en una sola cosa a la vez, y en dejar la toma de decisiones para el momento adecuado.

Con estos cambios, y un pequeño momento de relajación cada día, pude finalmente superar mi ansiedad. Todavía hay momentos en que empiezo a planear demasiado y preocuparme, pero lo que hago es volver al momento presente y tranquilizarme. Dejo que mi respiración vuelva a la normalidad y me enfoco en un asunto por vez.

 

Planear es bueno, pero nada es bueno en exceso.

La culpa y la preocupación son las verdaderas causas de la ansiedad. Y se pueden combatir fácilmente, siguiendo los siguientes pasos:

1. Relájate, haz un poco de ejercicio y ríe. Deshazte de la tensión que pueda haber en tu cuerpo. Busca un momento y un lugar apropiados para simplemente relajarte. Entonces cierra tus ojos, respira profundamente, y deja tu mente en blanco por unos minutos para finalmente terminar con alguna imagen positiva en tu mente. Toma un masaje relajante de vez en cuando, haz ejercicio unas 3 veces por semana y ríe a carcajadas cada vez que puedas.

2. Vive en el presente. En el presente no existen ni las preocupaciones ni el estrés. Recuerda que el pasado ya quedó atrás y el futuro es incierto. Si tienes asuntos pendientes o algo que te preocupa, puedes escribirlos y planear un momento en que los vas a atender, una sola cosa por vez. Te ayudará mucho salir con tus amigos al menos una vez por semana para olvidarte de todo lo demás, y disfrutar un momento agradable y único.

Cuando el estrés y la ansiedad vengan a ti, repite la siguiente declaración que a mí me ha funcionado bastante bien: “Nada es más importante que este momento que estoy viviendo ahora.” Recuerda que el pasado ya es historia, el futuro es un misterio, y el presente es un regalo.

3. Vive de manera responsable. La culpa y el remordimiento se pueden combatir con la responsabilidad. Si tomas una decisión equivocada, no te arrepientas más, acepta la responsabilidad con madurez. Todo acto tiene una consecuencia, y tienes que estar dispuesto a afrontarla. Además, todos los errores nos ayudan a crecer y aprender.

Esta técnica de 3 pasos que te acabo de mostrar, me ha funcionado de una manera increíble, y por eso decidí compartirla contigo. Me gustaría que de verdad la pongas en práctica desde HOY MISMO, porque la información que no se aplica, no sirve de nada.

El conocimiento no se adquiere hasta que se pone en práctica. Si quieres de una vez por todas, superar esa ansiedad que te roba tu energía y salud, toma nota de estos consejos, y sigue los pasos tal cual, todos los días. Me gustaría que me escribas tu comentario cuando empieces a notar que la ansiedad ya se fue, y que vives de una manera más plena y feliz.

“Disfruta cada paso del camino, sin perder de vista tu destino”

 
   
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
Hoy habia 1 visitantes (2 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=